Categoría: Noticias
Fecha de publicación: junio 02, 2022

Catopar es el mejor agente de control biológico para el picudo del chile

KOPP0154.jpg

Foto. Avispa parasitoide Catolaccus hunteri.

El picudo del chile, Anthonomus  eugenii Cano (Coleóptera: Curculionidae), es el insecto plaga más importante de un gran número de especies de chile cultivado (Capsicum spp.). Hasta hace poco, la única manera de combatirlo era por medio de labores culturales y con el uso de insecticidas dirigidos a los estadios adultos. Sin embargo, debido a la presión y desarrollo de esta plaga, el éxito en su control era muy complicado. Ahora, Koppert tiene una nueva herramienta de control biológico altamente efectiva para que el picudo deje de ser un problema en tu producción. Su nombre es Catopar.

El picudo del chile ocasiona diversos daños debido a que se alimenta de las yemas florales de la planta, coloca sus huevos dentro de los frutos inmaduros y sus larvas se desarrollan en su interior, lo que dificulta su control mediante insecticidas de contacto. Todas estas acciones pueden llegar a mermar tu producción desde un 30 hasta un 90% si no se implementan medidas de control adecuadas.

El uso de insecticidas químicos, el monitoreo intensivo y el manejo cultural como la recolección de frutos con daño, sanidad, trampeo, entre otras actividades; son las principales estrategias utilizadas para el control del picudo del chile. Sin embargo, cuando las usamos de manera aislada suelen ser costosas, ineficientes y es poco probable que disminuyan la presión recurrente de la plaga. Además, es necesario considerar el impacto negativo que podrían tener los insecticidas sobre otros agentes biológicos usados para controlar otras plagas como trips, pulgones y arañas rojas.

Debido a estas circunstancias, la integración de más herramientas de control, como el uso de parasitoides dentro del Manejo Integrado de Plagas (MIP), reduce la dependencia de insecticidas e incrementa y mejora los niveles de control para el picudo del chile.

Seleccionando nuestra mejor alternativa de control

En México se tienen registrados varios parasitoides del picudo del chile, siendo el más abundante y con mejor distribución la avispa ectoparasitoide Jaliscoa (=Catolaccus) hunteri, (Hymenoptera: Pteromalidae). Esta avispa puede llegar a parasitar hasta 17 especies de curculiónidos y 2 especies de brúquidos. También se sabe que ataca al tercer instar  del picudo del chile  y al segundo y tercer instar del picudo del algodón (A. grandis).

Por más de 6 años de investigación y desarrollo, Koppert México, en colaboración con diferentes institutos de investigación nacionales y extranjeros, como el Colegio de Postgraduados y el Centro de Investigación y Desarrollo de Harrow en Canadá, trabajó en el desarrollo de una nueva solución para el control biológico del picudo del chile. Así surgió Catopar, una solución natural que contiene a la avispa Catolaccus hunteri.

El modo de acción de Catopar inicia con la depredación, debido a que las hembras necesitan alimentarse de su huésped para producir sus huevos. Para esto, consumen larvas jóvenes del picudo del chile. Después y, debido a que la avispa es un ectoparasitoide, colocará sus huevos sobre o cerca de las larvas del picudo y, una vez que eclosione, emergerá una larva que se puede desplazar para encontrar a su huésped. Al encontrarlo se fijará y se alimentará de él perforándolo con sus mandíbulas y succionando sus fluidos corporales poco a poco, para después cumplir su ciclo y dar lugar a una nueva avispa. Todo el proceso ocurre dentro del fruto por lo que no se puede ver a simple vista.

¡Catopar ya está disponible!

El control biológico del picudo del chile es una realidad que muchos de los clientes de Koppert han experimentado utilizando Catopar. En cultivos de pimiento y minibell, tanto en invernaderos como en malla-sombra y dentro de una estrategia MIP, las liberaciones de C. hunteri han logrado disminuir la presencia de poblaciones del picudo del chile drásticamente. En consecuencia, han podido tener ciclos de producción más largos con menos pérdidas de producción por frutos dañados por picudo.

Koppert pone a tu disposición esta nueva solución y te invita a implementarla en tus programas de MIP.

Consulta a tu asesor Koppert más cercano para resolver tus dudas o realizar un pedido.