Thanatephorus cucumeris

Thanatephorus cucumeris

General

Thanatephorus cucumeris ha sido identificado durante largo tiempo como Rhizoctonia solani, la fase vegetativa. Largo tiempo, se ha creído que era un hongo estéril, pero recientemente se descubrió que el hongo produce basidiosporas. Estas esporas no juegan un papel en la epidemia o dispersión del hongo, solo el micelio es importante en este contexto.

Thanatephorus cucumeris es un hongo que habita en el suelo, que es muy persistente en dicho medio. Inverna como micelio o e esclerocio en el suelo y en los residuos de los cultivos. También se propaga por semillas.

Thanatephorus cucumeris causa enfermedades como mustia hilachosa y marchitamiento fúngico.

Ciclo de vida y aspecto de Thanatephorus cucumeris

El micelio infecta la planta a través de heridas o las estomas, pero también lo hace directamente a través de la cutícula tras la formación de una estoma. La dispersión se produce por lluvia, agua, maquinaria, herramientas y partículas del suelo y a través del movimiento de las partes de la planta. El hongo crece de una planta a otra y desde el suelo hacia arriba, por eso las partes más bajas de la planta se infectan primero. Las plantas con un mejor crecimiento son menos susceptibles. La temperatura óptima para una infección es entre 15 y 18oC, pero la infección sigue produciéndose a 35oC. La enfermedad es más severa en un suelo moderadamente húmedo.

En las partes infectadas de la planta, se observan el micelio y los esclerocios nuevos. Se caen de la planta al suelo aumentando la densidad de patógenos en el suelo para el siguiente cultivo. El micelio crece de una manera característica, con ramificaciones en ángulos de 90 grados. Esta característica facilita la identificación del hongo debajo del microscopio.

Dentro del hongo se distinguen 12 grupos anastomósicos (AG) distintos. Cuando se encuentran dos hifas de Thanatephoruscucumeris pueden producirse dos reacciones: Las hifas de un mismo AG se fusionan o si se encuentran hifas de AG distintos, las células alrededor de la zona de fusión mueren. Para complicar aún más las cosas, se distinguen subgrupos dentro de los AG. Los diferentes AG son más o menos específicos a la patogenicidad de distintos grupos hospedantes.

No todos los aislados son patógenos, muchos son habitantes del suelo puramente saprofitas.

Síntomas y daños

Los síntomas causados por Thanatephorus cucumeris depende del momento de la infección. Por lo general, el hongo causa síntomas en todas las partes de las plantas cercanas al suelo o dentro del mismo. La infección temprana de los ápices de las raíces, poco después de la germinación, provoca la muerte de las plántulas (damping-off), antes y después de la emergencia. Un síntoma típico de la infección radicular es que la raíz principal queda reducida a un hilo. Las lesiones marrones rojizas ocurren en la raíz justo debajo de la superficie del suelo. En la base del tallo se forma un collar blanco de micelio fúngico. Esta corona putrefacta puede ser provocada por la infección de la raíz o de la infección directa del pie. El hongo también puede infectar partes de la planta en contacto con el suelo y de allí desarrollarse hacia arriba. Las lesiones son marrones y la decandencia en frutos es marrón, llena de agua y hundida. La infección tardía provoca que las hojas superiores se enrollen pero los frutos permanezcan firmes. La enfermedad también puede aparecer durante el almacenamiento. Los tubérculos de papa muestran una capa crujiente negra. Los síntomas pueden diferir de un cultivo a otro.

En la zona afectada, se observan esclerocios, pero su tamaño y color no siempre es el mismo y por eso no sirven de referencia para determinar la causa de la enfermedad.

Cómo controlar Thanatephorus cucumeris

Koppert ofrece distintas soluciones para el control de Thanatephorus cucumeris.

Cómo prevenir Thanatephorus cucumeris

  • Esteriliza el suelo o el sustrato (con químicos o calor).
  • Utiliza material de propagación limpio y semillas desinfectadas.
  • En los cultivos bajo invernadero, desinfecta el agua recirculada y las herramientas.
  • Elige cultivos menos susceptibles.
  • Retira los residuos del cultivo.
  • Asegúrate de que el cultivo crezca regularmente y la fertilización sea equilibrada y adecuada.
  • Evita plantar o sembrar en una fase muy temprana de la temporada, cuando el crecimiento es lento.

Prevén las enfermedades en las plantas optimizando el potencial de las mismas, así como la resistencia del cultivo.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba