¿Cómo iniciar el ciclo con un cultivo fuerte y sano desde la raíz?

Noticias 30 julio 2018

Entre mejor calidad del suelo, mejores serán los frutos que dé. Por esta razón es de suma importancia que antes de iniciar el próximo ciclo de cultivo, te asegures de que tu suelo esté lleno de nutrientes y vida benéfica necesaria para evitar que la planta sea vulnerable a las enfermedades. Esto es importante considerarlo ya que, al existir diversas técnicas de desinfección como la solarización que, a pesar de su efectividad, resulta agresiva para la vida microbiana benéfica que ayuda en el fortalecimiento de las raíces.

Por eso, es esencial el uso de fungicidas biológicos como nuestro Trichoderma harzianum (Trianum-P) cepa T-22 después de un procedimiento de desinfección, ya que al aplicarlo por primera vez en la plántula del semillero o en la finca al momento del trasplante en una segunda aplicación, ejerce una protección máxima contra los patógenos del suelo, lo que equivale a una mejor salud y a una mayor resistencia en tu producción.

¿Qué hace a Trianum-P tan efectivo?

La cepa T-22 de nuestro Trichoderma harzianum cuenta con el registro europeo para su venta y permiso de uso en agricultura ecológica. Pocas cepas cuentan con estas características. Además, está patentada por Koppert y ha sido puesta prueba por todos los procesos de calidad y efectividad que se aplica a todos los productos, demostrando un alto índice de eficacia en diversos tipos de suelo.

Otra ventaja de la cepa T-22 es su amplio rango de temperatura en suelo al permanecer activa entre los 8 y 30 grados centígrados. A contrario de otras cepas en el mercado, es en esos grados cuando las esporas germinan y ejerce la mayor protección contra enfermedades. Además, su velocidad de acción logra proteger las raíces y destruir a los patógenos a tiempo y simultáneamente a la expansión de la cepa. Esto significa un mayor tiempo de eficacia y protección fungicida para tu cultivo.

¿Por qué Trianum-P es diferente a otros fungicidas?

Otro de los diferenciadores clave en la cepa T-22 es la doble función que ejerce esta Trichoderma: brinda protección biológica contra los patógenos causantes de enfermedades de raíz como el Fusarium, Sclerotinia, Rhizoctonia, Phytium y nematodos; y también incrementa la producción de raíces secundarias, así como el crecimiento radicular para actuar como un promotor de crecimiento.

Los beneficios de Trianum-P han sido comprobados alrededor de todo el mundo en una gran diversidad de suelos y cultivos. No dejes que las enfermedades sean un obstáculo y ten un gran inicio de ciclo con la protección que tu trabajo amerita.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Scroll to top