Polinización natural con abejorros en sistemas de producción de baja tecnología

Noticias

“Muchos productores en México tienen la idea errónea de que la polinización natural con abejorros es exclusiva para la producción hortícola en ambiente controlado, por lo que usan estructuras totalmente cerradas; sin embargo, está comprobado que se obtiene el mismo incremento en la producción y calidad de fruto al usar abejorros en estructuras de sistemas de baja tecnología”, comenta el Ing. Erick Lirios García, gerente de ventas para Baja California Sur de Koppert México.

Los propietarios de Agrícola San Enrique, ubicada en Vizcaíno, Baja California Sur, han producido tomate orgánico usando abejorros polinizadores, en una operación de 40 hectáreas de malla sombra completamente cerrada que tienen en La Paz, BCS, obteniendo magníficos resultados en la producción y calidad de fruto. Sin embargo, la estructura utilizada en Agrícola San Enrique es bajo mallas montadas en postes de madera provisionales que no cuentan con cimientos fuertes, en un sistema de producción de muy baja tecnología. Esto hace que las condiciones se vuelvan más difíciles para la polinización y que no el uso de abejorros se vea poco viable.

“Algunos productores piensan que al estar abiertas las estructuras los abejorros van a escaparse y que el invertir en colmenas sería un desperdicio. Esto es algo totalmente erróneo; los abejorros, por su instinto natural, tienen que regresar a su nido”, aclara el Ing. Lirios.

Con estos antecedentes y bajo la supervisión y asesoría del Ing. Erick Lirios, Agrícola San Enrique decidió realizar una prueba destinando 19.24 hectáreas de producción, utilizando un sistema de polinización natural con abejorros. Para cuestiones de medición y comparación, se tomó en cuenta un testigo de 25.1 hectáreas con las mismas características en la estructura, ubicado a aproximadamente 3 kilómetros de distancia.

Debido al manejo que se lleva en la agrícola, en las partes medias de los surcos se notó una baja calidad en los frutos, ya que ahí era donde se tenía menos impacto del viento y, por ende, no se contaba con una correcta polinización en las flores. Por lo anterior, se obtuvieron frutos de baja calidad (chicos y malformados) e incluso se llegó a contar con altos índices de aborto, lo cual afectó directamente a la producción.

Desarrollo de la prueba

La prueba dio inicio en la semana 33 del 2016, cuatro semanas después de plantar, justo cuando comenzó la primera floración. Posteriormente, se hizo un refuerzo de 2 colmenas adicionales por hectárea, y uno más en la semana 39 en la misma medida.

En el testigo solo se utilizó el paso con sopladora, donde solo se lograba dar un paso con sopladora cada tercer día, debido a las hectáreas que maneja la agrícola y a su cantidad de personal.

Efectos visuales y comentarios técnicos

Al poco tiempo de haber introducido los abejorros e ir aumentando los frutos paulatinamente (cantidad y tamaño), los efectos visuales fueron muy notorios. Los comentarios del personal técnico se resumen a continuación:

  • Mejor amarre: era muy notorio que no se tenía aborto de flor o fruto.
  • Tamaños homogéneos: el tamaño de los frutos fue homogéneo en cada racimo.
  • Mayor tamaño: en comparación al testigo, los frutos de la prueba fueron de mayor tamaño.
  • Maduración homogénea: la maduración fue pareja racimo a racimo.
  • No hay malformaciones: debido a que se tenía una correcta polinización, no se encontraron frutos malformados.

Mediciones

Para realizar las mediciones en producción y calidad del fruto y poder evaluar los resultados de la prueba, se tomaron en consideración los siguientes datos:

De esta tabla se desprenden 3 grandes observaciones:

  • Además de haber obtenido mayores volúmenes de producción de manera porcentual, el volumen de cajas por hectárea para exportación fue mayor en el lote con tratamiento; aún y cuando ese lote contó con 5.75 hectáreas menos de producción.
  • Se realizaron 9 cortes menos para obtener todo ese volumen, lo cual redujo considerablemente los costos de mano de obra. Esto, sin contar los gastos adicionales que tiene la agrícola al pagar la mano de obra de los sopladores (polinización por aire).
  • En el lote con tratamiento, los frutos de tamaño Large y X-Large, que representan la mayor ganancia económica, mostraron un mayor porcentaje que los frutos de tamaño Small y Medium.

A continuación se muestran un par de graficas comparativas del testigo y el tratamiento, donde se muestra el porcentaje de tamaños obtenidos.

A raíz de estos grandes resultados, Agrícola San Enrique planea introducir colmenas en el total de la superficie de tomate saladette y bola –unas 350 hectáreas anuales, aproximadamente–, para que cuente con estructuras similares a las mencionadas en la descripción de la prueba. Un total de 350 hectáreas anuales aproximadamente.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Scroll to top