Verticillium dahliae, Verticillium albo-atrum

Verticilosis

General

Las especies deVerticillium son fitopatógenos no específicos. Muchas especies son saprofitos, Verticillium albo-atrum y Verticillium dahlia son los fitopatógenos más importantes. Verticillium dahlia causa verticilosis y la muerte prematura de patata.

Ciclo de vida y aspecto de la verticilosis

Verticilliumdahliae sobrevive durante un periodo prolongado de varios años en el suelo en forma de micro esclerocios, estructuras pequeñas y de gran supervivencia que aguantan temperaturas elevadas y bajas, así como deshidratación. El Verticilliumdahliae también sobrevive como hifas, micelio, en residuos del cultivo. Los hongos infectan las raíces de las plantas directamente o a través de las heridas causadas, por ejemplo, por nematodos. A continuación, los hongos crecen en los vasos de la planta y producen esporas que se transportan hacia arriba con el flujo de transpiración. A modo de mecanismo de defensa, la planta produce goma en los vasos; la presencia del hongo y de goma provoca el bloqueo de los vasos de xilema, lo que causa el marchitamiento de la planta. Las esporas se pueden dispersar por el viento a nuevos huéspedes. En el tejido senescente, se forma micelio en reposo o microesclerocio. La propagación del hongo por crecimiento del micelio es limitada. La dispersión de planta a planta tiene lugar a través del agua, las partículas del suelo, las herramientas, etc. El Verticillium también se propaga por semillas y tubérculos.

La temperatura óptima para el Verticilliumalbo-atrum es 21oC y el crecimiento se detiene por encima de los 30oC, mientras que la temperatura óptima de Verticilliumdahliae se sitúa alrededor de los 25-27oC.

Cómo controlar la verticilosis

Cómo prevenir la verticilosis

  • Empieza con un suelo o sustrato limpio, calentándolo a una temperatura de un mínimo de 65oC durante un mínimo de 30 minutos.
  • Utiliza semillas, tubérculos o esquejes limpios.
  • Produce cultivos menos susceptibles.
  • Prevén el daño a las raíces controlando los nematodos ya que las lesiones se pueden utilizar como puntos de entrada.

 

Prevén las enfermedades en las plantas optimizando el potencial de las mismas, así como la resistencia del cultivo.