Día Mundial del Suelo 2020

Noticias

Mantengamos vivo nuestro suelo y protejamos su biodiversidad

05 diciembre 2020

 

El objetivo del Día del Suelo 2020 es crear conciencia acerca de la importancia de procurar la salud de nuestros ecosistemas y brindar atención a los crecientes retos relacionados al manejo de este recurso y luchar contra la pérdida de su biodiversidad e incitar a las organizaciones, comunidades, autoridades gubernamentales e individuos a tomar acción en mejorar las condiciones del suelo en todo el mundo.

La vida del suelo es muy compleja: “Está conformado por una gran cantidad de organismos, imperceptibles a la vista, como nematodos, bacterias y hongos, así como macroorganismos como lo son insectos, ácaros, lombrices, etc.  Tan solo una cuchara de tierra contiene billones de diferentes especies de organismos” afirma Age Tanja, desarrollador agronómico en Koppert. Existe una compleja red de interacción simbiótica entre toda la diversidad de organismos, animales y plantas, cuyas raíces también pueden ser consideradas como organismos del suelo debido a su interacción con otros componentes del mismo.

El suelo es vital para la vida en la tierra: regula los flujos hídricos, la emisión de carbono, asegura la absorción de nutrientes de las plantas y mejora su salud, además de alimentarnos. Este contiene la mayoría de los nutrientes necesarios para todos los seres vivos.

Sin embargo, la actividad humana ha influido fuertemente en este delicado recurso; mientras los bosques y plantas tratan de proteger el suelo, millones de árboles son talados y las tierras son explotadas por cultivar de una forma no sustentable: “Las ciudades crecen rápidamente y cada vez más tierras se transforman en áreas urbanas. En estos casos el suelo es cubierto con asfalto u otros materiales que no permiten que nada crezca ahí.” Afirma Age “El suelo pierde su función y la situación empeora cuando abusamos del uso de pesticidas químicos y fertilizantes. Estas prácticas acaban con mucha de la fauna benéfica presente, ya que únicamente un porcentaje mínimo de los organismos en el suelo son patógenos. Debemos evitar a toda costa el uso de químicos que atenten contra el equilibrio del ecosistema y, que al final de cuentas, preservan el ciclo negativo de las enfermedades en el suelo que afectan a las plantas” continúa Age ”La degradación del suelo influye en la vida de millones de personas, ya que su mal manejo, usualmente relacionado a prácticas agrícolas e industriales, representa un serio problema ambiental y atenta contra nuestro bienestar.”

Tener suelos fértiles es fundamental para nuestro futuro. Al agregar materia orgánica ayudamos a la fauna benéfica y promovemos la interacción simbiótica necesaria, la cual se refleja en la producción de alimentos sanos. Usar fertilizantes artificiales afecta la calidad del sustrato y la nutrición de las plantas. Debemos buscar productos orgánicos que las ayuden a recuperar su fuerza y asegurar la producción alimentaria a nivel global. De acuerdo al más reciente reporte de la FAO, para el año 2050 la tierra disponible para prácticas agrícolas se reducirá a la mitad. Actualmente, 1 billión de personas sufren de hambre cada día y es probable que esta cifra aumente considerablemente si no comenzamos a distribuir la tierra de manera justa e incrementamos la producción a la par de proteger la biodiversidad de nuestros recursos.

Alrededor del mundo las autoridades, empresas, comunidades e individuos, tienen diversas actitudes frente a este problema: mientras que algunas regiones protegen exhaustivamente e implementan prácticas sustentables, otras continúan haciendo mal uso y abusando de productos nocivos para el planeta.

“Debemos recolectar toda la información posible para demostrarle a los productores que las prácticas sustentables funcionan. Un cambio de mentalidad y las regulaciones adecuadas es vital para un correcto manejo de la tierra.”

Los principales objetivos de las Naciones Unidas respecto a este tema se enfocan en lograr un mejor futuro para todos. De los 17 objetivos relacionados al cambio climático, 4 tratan específicamente de la preservación del suelo:  el 2, 3, 12 y 15. Específicamente, el objetivo 2 incita a producir sustentablemente y realizar prácticas que mejoren la calidad del sustrato. La mayor parte del objetivo 15 demanda poner un fin a la pérdida de biodiversidad, combatir la desertificación y restaurar las tierras afectadas por fenómenos climáticos, como son las inundaciones. En general, todos los objetivos promueven la prosperidad y protección del medio ambiente, aunque esto no involucre necesariamente leyes vigentes que los respalden.

“El futuro de los suelos de cultivo no se encuentra solamente en las manos del gobierno y los productores, la educación es clave para tener un impacto positivo a largo plazo. Sabemos que los conocimientos deben ser aplicados para cuidar nuestros recursos. La juventud de ahora debe aprender acerca de las soluciones sustentables y cambiar las prácticas convencionales de la industria agrícola. Esa es la esperanza de mantener nuestro suelo vivo y proteger la biodiversidad necesaria para las siguientes generaciones” concluye Age.

 

Para mayor información acerca del tema:

http://www.fao.org/world-soil-day/es/?fbclid=IwAR0jvJPulsXmU2CU9Z3C9tmzxBPWuTGPEpxEAleJayo2aFFqanqTnYj3a7A

Artículos relacionados

Noticias

5 razones clave para elegir Trianum sobre otras cepas de Trichoderma en el mercado

Para los productores, el reto de enfrentarse a las enfermedades de cultivo, es grande al considerar que el suelo no siempre tiene las condiciones óptimas debido a la demanda de su uso y aplicaciones de agroquímicos que, en su momento, buscaban solucionar este problema. Por esta razón, quiero compartirte por qué Trianum, nuestra solución biofungicida compuesta por la cepa T-22 de Trichoderma harzianum, es una opción altamente competitiva frente a otras soluciones en el mercado para prevenir y controlar enfermedades, ¡desde la raíz!


Leer más
Noticias

Ahorrar agua y reducir la contaminación de los acuíferos es posible con Trianum de Koppert

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, el uso de agua para consumo humano en la agricultura representa un 70% del total disponible a nivel mundial (FAO, 2016). Esto significa que existe un gran reto para los agricultores, ya que necesitan optimizar sus sistemas de riego y, además, encontrar maneras de que la planta absorba mejor el agua que se pone a su disposición. Por fortuna, Trianum -la cepa T22 del hongo Trichoderma harzianum desarrollada por Koppert- puede ser un gran aliado para mejorar esta situación.


Leer más

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Desplazarse hacia arriba