¡La calidad es clave en Koppert!

Conocimientos 30 septiembre 2019

En Koppert Biological Systems se hace todo para que los productos lleguen a su destino listos para realizar su valioso trabajo en las mejores condiciones posibles. Debido a que nuestros biológicos son extremadamente delicados -¡incluso más que el helado!- requieren de una organización y colaboración multidisciplinaria por parte de todos los departamentos. A continuación, vamos a contarte un poco acerca del proceso de producción, embalaje y envío de uno de nuestros productos estrella: Swirski.

Produciendo calidad

(Foto:  Dos Amblyseius swirskii devorando a Frankliniella occidentalis)

Todo comienza con el inventario principal de ácaros depredadores -un tesoro de nuestra empresa que ha sido seleccionado y meticulosamente cuidado por años, al que se le ha invertido una incalculable cantidad de investigación y experiencia por parte de expertos. De este inventario se hace una selección para ser criada en cuartos equipados con un sistema de clima que puede ser totalmente controlado. Estos ácaros son regularmente monitoreados en caso de una posible contaminación y se lleva a cabo un registro. Una vez que el lote es aprobado, se transfiere de los cuartos con clima al departamento de embalaje y, a partir de este punto, un cuidado especial es requerido para mantener a nuestros ácaros en estado inactivo.

Una línea de embalaje y logística controlada

Después, los ácaros son empaquetados en diferentes tamaños de acuerdo a su presentación en botella o sobre, siempre tomando en cuenta que tengan la cantidad de oxígeno suficiente para sobrevivir en su camino hacia los productores. La maquinas de empaque han sido diseñadas especialmente para el manejo de organismos vivos y son constantemente examinadas para reducir el margen de riesgo y posibles pérdidas.

Nuestros colaboradores encargados de la logística alrededor de todo el mundo son cuidadosamente seleccionados y capacitados para desempeñar instrucciones muy específicas durante el traslado, incluso incluyendo la manera en la que el producto debe ser cargado en el camión. Koppert hace todo lo posible para que el flujo y las condiciones climáticas se mantengan en los niveles correctos a lo largo del camino. Para lograrlo, todas las órdenes van con etiquetas sensoriales que guardan información como la temperatura, humedad y niveles de CO₂ en el ambiente. Para ahorrar tiempo, Koppert cuenta con su propia área de aduana en nuestra sede matriz en los Países Bajos, con personal autorizado por las respectivas autoridades del país.

(Foto: Transporte de producto de Koppert Biological Systems) 

Revisión en el destino

Al llegar a los respectivos almacenes y puntos de distribución, las órdenes son revisadas para confirmar que no hay señales de anormalidad según los altos parámetros con los que los productos de Koppert cuentan. Las etiquetas son leídas y los procedimientos de revisión se ejecutan de forma estricta para después almacenar el producto en cuartos con control de clima o ser trasladados al usuario final.  Los consultores dan asesoría a los productores sobre la aplicación de los ácaros depredadores Swirski con el fin de lograr los mejores resultados en su cultivo.

(Foto: Producto Swirski-Mite colocado en el cultivo)

¿Quieres saber más acerca de los procesos de calidad de Koppert? Contacta a su consultor Koppert más cercano para platicar acerca de nuestros productos y cómo podemos ayudar a proteger tu cultivo de una manera natural y altamente efectiva.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Desplazarse hacia arriba